Envienos su Audiometria


Pérdida Auditiva – Un Problema Común

Sabia usted que una de cada tres personas mayores a 65 años tiene algún tipo de perdida auditiva?

Para la mayoría de nosotros es normal escuchar y entender lo que otros dicen, pero para muchos este no es el caso. Afortunadamente, muchos problemas de audición pueden ser tratados con audífonos prácticamente invisibles.

Grado de Intensidad de la pérdida de Audición (ASHA)

El grado de intensidad de la pérdida de audición se refiere a la severidad de la pérdida. La tabla de abajo muestra uno de los sistemas más comunes de clasificación. Los números representan el intervalo de pérdida de audición del paciente en decibeles (dB).

Fuente: Clark, J.G. (1981). Uses and abuses of hearing loss classification (Usos y abusos de la clasificación de la pérdida de audición). Asha, 23, 493-500.

Pérdida auditiva leve

Con pérdidas auditivas leves usted nota que no puede oír y entiende con dificultad el habla suave, especialmente en entornos ruidosos. La mayoría de nosotros notamos cuando aumenta la edad, que los tonos más altos son menos audibles. En ocasiones puede manifestar dificultad de atención. Un buen audífono le ayuda a recuperar parcialmente su capacidad de oír como antes.

Pérdida auditiva moderada

Usted tiene una pérdida auditiva moderada cuando tiene dificultad para mantenerse una conversación. Puede tener moderada dificultad para discriminar el habla en grupos o en condiciones de ruido. Un audífono puede ayudar a mejorar esto.

Pérdida auditiva moderada a severa

Con pérdida auditiva severa puede sentirse aislado, ya que no puede entender lo que otros dicen. Los demás deben gritarle. Aparenta no prestar atención. Un buen audífono potente por lo general puede ayudar mucho en estos casos. En un entorno tranquilo, el audífono probablemente le ayudará a mantener una conversación. Sin embargo, en algunos casos puede ser difícil de entender a los demás, especialmente en entornos ruidosos. Los ejercicios para mejorar el Procesamiento Auditivo Central son de gran utilidad.

Pérdida auditiva severa

Escucha solo el habla amplificada, puede distinguir vocales pero no las consonantes, lo que dificulta enormemente la discriminación de la palabra. En estos casos, puede empezar a utilizar herramientas tales como la lectura de labios y/o ejercicios para mejorar el Procesamiento Auditivo Central.

Pérdida auditiva profunda

Si usted posee sordera profunda puede incluso no oír en absoluto. Hay dificultades aún con amplificación. El habla y el lenguaje se encuentran distorsionados. Es posible comunicarse mediante la lectura de los labios o la lengua de signos.

Para chequear su audición ahora, complete este test.

 


CONTÁCTENOS