Audífonos para La Tartamudez

La tartamudez es una dificultad del habla caracterizada por interrupciones en la producción de sonidos al hablar conocida también como disfluencia, disfemia, espasmofemia o disritmia afectando la comunicación en diferentes grados y maneras. El término más utilizado hoy en día es tartamudez o disfluencia puesto que los otros términos describen más bien un síntoma que no todas las personas tienen o experimentan al tartamudear.

Los síntomas observables son repeticiones de palabras o parte de ellas (silabas o fonemas), prolongaciones de sonidos, bloqueo total del discurso, circunloquios (reemplazo de la palabra que se quiere decir con perífrasis evitando -en este caso- decir la palabra que va a causarle un bloqueo. La tartamudez se puede acompañar de tics motóricos observables en los ojos, el área de la boca/mentón, las maños, la cabeza y las piernas. No todas las personas que tartamudean lo hacen de la misma manera. Comienza desde la edad pre-escolar y puede perseverar hasta la edad adulta.

Los síntomas no observables son aquellos que solo la persona que tartamudea siente y están estrictamente relacionados con la personalidad, las emociones y el medio ambiente, afectando la calidad de vida de la persona que lo sufre. Existen hoy en día diferentes tratamientos cuya selección dependerá de la edad del paciente, el tipo de tartamudez que presenta, su personalidad y otros factores individuales variables.

Los profesionales que tratan esta patología del habla son los fonoaudiólogos.   La mayoría de los tratamientos tradicionales para la tartamudez tienden a desarrollar mecanismos activos o de control voluntario, como lo son enseñar a la persona estrategias especificas que esta debe aprender para controlar las disfluencias que experimenta que le ayuden a obtener una mejor comunicación oral. Gracias al avance de la tecnología ahora contamos con herramientas facilitadoras que permiten la utilización de técnicas pasivas brindando al disfluente la posibilidad de hablar naturalmente y con muy poco esfuerzo, liberando al individuo de la necesidad de “controlar” su habla y ofreciéndole la posibilidad de usar las estrategias activas aprendidas con su fonoaudiólogo, combinándolas para lograr mejores resultados.

Esta combinación de estrategias activas + pasivas ha sido demostrado ser un potente inhibidor de la tartamudez y que se usa en países más avanzados desde hace mas de 50 años pero únicamente en laboratorios de investigación, para luego aplicarse en las escuelas públicas americanas. Hasta que en el año 2003 luego de una investigación de más de 12 años, se logro miniaturizarlo en un dispositivo auditivo de tan solo 2 x 2 cm y medio llamado SpeechEasy.

ConfortFeet TR

Speecheasy es un dispositivo que permite la utilización de la señal coral, un efecto físico natural que se produce cuando dos personas hablan al unísono como por ejemplo en la iglesia o al recitar un poema. Este luce como un audífono que en lugar de ampliar el sonido que el usuario escucha  lo modifica en dos parámetros: el retorno del sonido al oído (DAF) y la frecuencia de ese sonido (FAF). Sin dejar de lado la tecnología adicional con que SpeechEasy cuenta para filtrar los sonidos o ruidos del medio ambiente haciendo más cómodo aun portarlo.

Contamos en la actualidad con experiencia en pacientes disfluentes chilenos que utilizan la señal coral generada por SpeechEasy con resultados positivos que se evidencian en su fluidez del habla lo que transforma a este dispositivo en una alternativa real para el tratamiento de la tartamudez.

Para Iván Castillo Cáceres, Fonoaudiólogo de la Universidad de Chile y Coordinador del Área de Habla de la Carrera de Fonoaudiología de la Universidad del Desarrollo, “disponer de esta tecnología en nuestro país para las personas con tartamudez sin duda ha sido una enorme herramienta para obtener logros evidentes en los pacientes disfluentes.  Es gratificante escuchar sus positivos comentarios posterior a la prueba del dispositivo, ver cómo son capaces de conversar y hablar por teléfono y un aspecto muy importante, identificar la alegría y gratificación que sienten al mejorar su fluidez”

TR OMED Julio Ortiz Fonoaudiólogo